Psicoterapia individual
Caminar

La psicoterapia, basada fundamentalmente en la relación entre el paciente y el terapeuta, se sirve de la creación de un espacio que favorezca el cambio en la persona que acude a terapia, de forma que pueda encontrar nuevas maneras de afrontar las situaciones que le generan malestar en su vida.

Centrada en el encuentro con uno mismo y el contacto con la propia experiencia interior, a lo largo de las sesiones se descubren nuevas maneras de ser y se ponen de manifiesto los conflictos al enfrentarse ante la realidad que cada uno construye continuamente. Para que se produzca dicho encuentro, se hace indispensable una motivación para el cambio y que exista una buena relación terapéutica.

El objetivo del psicoterapeuta es ayudar al paciente a que este encuentre y desarrolle sus propios recursos personales y capacidades para así poder solucionar sus problemas y mejorar su calidad de vida. La psicoterapia además nos ayuda a conocernos a nosotros mismos pues nos sirve para conocer aquellos aspectos que nos pueden estar creando sufrimiento y que a veces no vemos. También sirve para aprender nuevas formas de ver las cosas y diferentes modos de reacción o afrontamiento.