Terapia de pareja
Pareja

Dificultades de comunicación, malentendidos, celos, infidelidades, desconfianza, apatía, problemas sexuales, discusiones constantes, conflictos con la familia de origen o para ponerse de acuerdo respecto a la educación de los hijos son algunos de los problemas por los que es aconsejable acudir a terapia.

En terapia de pareja se trabaja para que cada miembro llegue a comprenderse y respetarse a si mismo, así como a su pareja y a la propia relación, mediante un trabajo conjunto en el que se enseñan nuevas formas de comunicación e intercambio, se aumenta la confianza y mejora la calidad de la relación.

La terapia también es útil como espacio de comunicación respetuosa e imparcial en procesos de ruptura o separación, evitando enfrentamientos y ofreciendo orientaciones que promuevan el bienestar de ambos y el de sus hijos, en caso de tenerlos.

Hay veces que los problemas son el reflejo de un conflicto familiar subyacente. Para estos casos, se recurre a la terapia familiar la cual se centra en la comunicación entre los diferentes miembros de la familia, buscando identificar tanto las causas como las conductas o situaciones que mantienen el conflicto, fomentando la expresión de emociones de sus miembros desde el respeto y teniendo en cuenta los deseos y las situaciones de cada uno de los miembros.